4 de agosto de 2017

Storyteller`s Vault: suplementos fan para MdT

No suelo hacerme eco de noticias roleras en el blog, pero esta mañana he encontrado en el correo un email que me ha llamado mucho la atención. A través de la newsletter de White Wolf me he enterado de la puesta en marcha de Storyteller's Vault (aún en preparación), una iniciativa que puede espolear el flujo de material fan de Mundo de Tinieblas y elevar su calidad a nivel global.


Durante más de dos décadas, los fans de Mundo de Tinieblas han aspirado a unirse a las filas de creadores de contenido de White Wolf, y ahora podrán hacerlo. Storyteller´s Vault es el programa  de creación de contenidos de la comunidad White Wolf donde escritores, diseñadores y artistas podrán compartir su trabajo con el resto del mundo. Storyteller´s Vault ofrecerá no menos de diez plantillas diseñadas para semejar y dar la misma sensación que cualquier producto de White Wolf disponible en otras épocas. Es el momento idóneo para recuperar tus viejos apuntes sobre aquella Línea de Sangre única que creaste o poner por escrito tu propia crónica en forma de Nocturno. Tú aportas las ideas; nosotros las herramientas.

11 de julio de 2017

Estamos jugando - MERP: La marcha de los almadieros

Este fin de semana he dado cumplimiento a una promesa que tenía pendiente desde hace años, y, gracias a ella, y al mismo tiempo, he conseguido volver a disfrutar del juego con el que me inicié, allá por cuando había tiempo para jugar dos e incluso tres veces por semana. A lo loco.

Guardo un recuerdo vago pero ameno de aquellas partidas. Por encima de todo, las recuerdo con mucho cariño por aquello de que fueron los comienzos, las semillas del friki que soy ahora aunque, en perspectiva, no fueron ni de lejos tan divertidas y emocionantes como llegaron a serlo años más tarde, cuando me enganché definitivamente, con otros juegos y otros grupos. Pero MERP ha estado siempre, como resultado de aquello, entre mis juegos más queridos, a pesar de haber abandonado mi mesa hace mucho tiempo.

Por eso, cuando mi amigo Kapdorf me dijo que aunque lo había dirigido durante años, nunca lo había catado como jugador, pensé que molaría desempolvarlo y ver qué sensación me transmitía ahora, y le prometí que yo le daría ése gusto. He tardado en decidirme, en encontrar tiempo y hueco entre otras partidas en juego, pero el momento finalmente llegó. El acicate final ha sido volver a leer (bueno, a "audioleer") el Silmarillion y el propio Señor de los Anillos, con los que también he recuperado el sabor primigenio de los libros, por encima del buen regusto, aunque diferente, de las películas, las cuales han marcado mi recuerdo de la obra de Tolkien en los últimos años. Era el momento perfecto, con todo fresco. Y el resultado fue bueno, la verdad.

4 de julio de 2017

Blitzkrieg Feria del Libro 2017

Cierto que hace ya bastante que terminó la feria del libro, pero - y a pesar de que me faltó una segunda visita para redondear mi asistencia - no quiero faltar a la costumbre de relatar brevemente la experiencia y las compras, escasas esta vez, pero interesantes.

Por lo general suelo acudir entre diario para evitar las grandes aglomeraciones de los fines de semana y poder recorrer la feria a mi bola y sin agobios, pero esta vez fue un domingo. Lo que perdí en sosiego, eso si, lo gané en buena compañía (un saludo, sr. y sra. Dasth). Mientras caminábamos tratando de ser agua entre la masa de gente y hablando de frikadas varias iba yo buscando con la mirada las casetas de las editoriales que suelen ser mi parada obligada cada feria, y me sorprendió no encontrar varias de ellas. Igual se me pasaron por alto, y de ahí que pretendiera una segunda visita que finalmente no pudo ser, pero me inquietó un poco. No son grandes editoriales, y han sabido capear bien la crisis todos estos años, por lo que espero que su ausencia - si ha sido tal - no sea señal de problemas. A causa de ello, mi lista de novedades de este año es tan escasa como podéis ver.

6 de junio de 2017

Rindiéndome ante la tecnología del libro... y no

Como bibliotecario y como rolero, por mucho que me quieran meter por los ojos los libros en pdf, voy a seguir demandando libros en papel. Me gusta su tacto, su olor, la sensación de tenerlo en mis manos y de poder apartar los ojos de una maldita pantalla durante un rato. También, lo reconozco, porque me gusta ver mis libros favoritos colocados en la estantería, y porque con cualquier cosa en formato digital, ya sea lectura como si es música, imágenes, etc... tengo la impresión de tener sólo aire. Ya he sufrido una grave pérdida de información hace unos años a causa de la avería de mi disco duro principal y odio pensar en todo lo que podría llegar a perder si algo, lo que sea, vuelve a fastidiar mis archivos. Un libro no se avería. Se puede romper y deteriorar, pero no es tan fácil destruir su contenido hasta hacerlo ilegible. No necesito ningún instrumento externo a mi mismo para acceder a su contenido. Y tampoco necesito tener de él varias copias por toda la casa por si se me jode la principal.

29 de mayo de 2017

Twin Peaks para Hitos

Hace ya siete días que vuelve a haber música en el aire. He estado refrescando el universo Twin Peaks, releyendo foros y wikis, revisionando algunas partes de la serie original, la película "Fuego, camina conmigo" y ojeando por encima alguno de los libros que leí en su momento que complementaban la ficción (El diario secreto de Laura Palmer, la biografía de Dale Cooper...), aparte de leer, como ya visteis, la última novela que ha sacado Mark Frost como prolegómeno de la tercera temporada, y toda esa información en bruto se ha ido entrelazando en mi cabeza con otra idea que desde siempre pulula de neurona en neurona por mi cerebro: convertir alguna de mis películas y series favoritas en partidas o ambientaciones.

Hitos es uno de los sistemas multiambientales que más me ha llamado la atención en los últimos tiempos. Lo conocí gracias a La Mirada del Centinela, un juego con una premisa que me gustó mucho y que me encantaría jugar más a menudo. Recientemente, con le llegada de Cultos Innombrables, han aumentado las probabilidades de seguir testeando este sistema en nuestra mesa de juego, y gracias a eso también me he ido familiarizando un poco más con él. Por eso me he animado a tratar de pasar Twin Peaks por el crisol de Hitos, a ver qué sale.

Por el momento voy a comenzar con lo más... ¿sencillo?: el propio pueblo de Twin Peaks. Y, si me acompañan el tiempo y la inspiración, intentaré sacar entradas para varios de los personajes más emblemáticos de la serie. Cualquier comentario es bienvenido :)


13 de abril de 2017

La historia secreta de Twin Peaks, de Mark Frost

Hoy se cuela en el blog una reseña literaria para descongestionar el saturado ambiente licántropo. Pero claro, tampoco podía ser una reseña de un libro cualquiera, algo tenía que tener de especial, de friki o de raro. La historia secreta de Twin Peaks tiene un poco de todo.


Para los lectores del blog que no conozcan Twin Peaks - aunque me sorprendería que así fuera, aún de oídas - se trata de una serie de televisión estrenada en abril de 1990 en EEUU (en noviembre llegaría a España por primera vez, de la mano de la aún "novata" Telecinco) y que mezcla intriga policial, tramas políticas y urbanísticas (coño, ¿qué actual para ser de los noventa, no?), misterio sobrenatural, conspiranoia y el retrato de la norteamérica alejada de las grandes urbes. Menudo cóctel, ¿verdad?

20 de marzo de 2017

Cuatro años como cuatro Helios

Cada veinte de marzo desde hace cuatro años pienso en algo parecido a lo que decía el Pirata Roberts: "Feliz cumpleaños bloguero, Gica. Buen trabajo. Duerme bien. Probablemente cierre el blog a lo largo de este año."

Pero, al igual que Roberts concedía clemencia cada mañana, yo continúo escribiendo aquí. La verdad es que quería hacer una especie de reflexión sobre lo que espero del blog, planes, propósitos... pero no lo voy a hacer. Este año no. Simplemente diré que Fragmentos de Rol ha superado su cuarto año de singladura, y espero que, con independencia del ritmo con el que lo haga y del contenido que publique, pueda decir lo mismo el año que viene.

¡Still here!