11 de octubre de 2013

Hombre Lobo - Samuel Haight

Llevo tiempo con ganas de dedicar alguna entrada al viejo Mundo de Tinieblas, y el otro día, mientras paseaba por la carpeta "Rol" del disco duro me tropecé con un viejo conocido.

Creo que podría adivinar los pensamientos de la mayoría de los que habéis leído el nombre del título. Probablemente ningún jugador del viejo Mundo de Tinieblas ha olvidado quién fue Samuel Haight y lo que hizo, pero para quienes entraron tarde en la ambientación, os lo resumiré: nacido Pariente de los Hijos de Gaia, fue consumido por la envidia y el rencor hacia sus primos cambiaformas tras fracasar en ganarse el respeto de su padre Garou. Tratando de aumentar su poder, comenzó a cazar vampiros y alimentarse de su sangre, aprendiendo en el proceso Taumaturgia, gracias a la cual logró encontrar un ritual que le permitiría transformarse en Garou. Para ejecutar el Rito del Sagrado Renacer consiguió la piel de cinco hombres lobo a los que dio caza y asesinó, obteniendo así la enemistad de toda la Nación Garou y una brecha oscura en su alma por la que se deslizó la insidiosa corrupción del Wyrm. No contento con lo que había logrado, se hizo con un poderoso artefacto, la Espada del Conquistador, con la que asesinó al poderoso archimago El Dorado y robó su conocimiento de las Esferas, convirtiéndose de facto en un mago Despertado. Tras varios "cameos" en aventuras oficiales, White Wolf decidió, por fin, poner fin a sus poco verosímiles andadas, cuando trataba de conseguir la sangre del Matusalén Shaitan de los Baali. Las últimas líneas de su historia se escribieron en Estigia, donde su alma fue reforjada como cenicero, supongo que para garantizar que el personaje nunca volvería a aparecer.

Haight fue, creo que todos estaréis de acuerdo conmigo, el mejor ejemplo de un crossover mal pensado, mal planteado y mal ejecutado. Es la personificación del powergaming, donde se llevó a límites aberrantes la escalada de poder de un individuo sin apenas justificar, de forma coherente con el resto de metatrama ambiental, el proceso, y que probablemente mereció su ignominioso y casi cómico final.

Dicho todo esto, es el momento de romper una lanza a favor del pobre Sam.

El bueno de Sam

En muchas historias y ambientaciones de juego existen "hombres del saco" que sirven para tratar de recordar a los personajes que, por muy poderosos que sean, existen otros individuos más peligrosos que ellos, y que sus acciones irreflexivas pueden atraer su mirada. Samuel Haight fue, en sus inicios, tal como yo lo entiendo, el hombre del saco perfecto para Hombre Lobo: el Apocalipsis. No sólo era un experto y habilidoso cazador que conocía la existencia de los Garou, y al mismo tiempo dotado de una mente aguda, astuta y retorcida, sino que además había surgido de entre las filas de los cambiaformas, y por tanto era conocedor de la compleja estructura de su sociedad, sus ritos, sus fortalezas y sus debilidades. Éste elemento de consanguinidad era, quizá, la parte más aterradora de su figura, y un recordatorio para todo hombre lobo de la necesidad no sólo de proteger sino también de respetar también a sus Parientes. Para mi, Haight tenía casi el mismo carisma y el mismo aura de terrible amenaza que el Primer Metis, ambos una especie de "judíos errantes", cuyos nombres se susurraban en las hogueras de los Clanes cuando las historias se volvían oscuras y callaban las canciones. Sin embargo, White Wolf trató de desarrollar en la figura de Haight el arquetipo del enemigo definitivo, contra todos y contra todo, destinado a un duelo final con los pj's en el que se desplegasen todos los poderes conocidos del Mundo de Tinieblas, el sueño de todo munchkin. El resultado final fue el rechazo de buena parte de los jugadores, aunque tampoco faltaron defensores.

Por mi parte, quisiera reivindicar al Samuel Haight original, un personaje que, si bien tampoco es ninguna novedad como trasfondo - es sólo una historia de celos y venganza causada por un conflicto padre-hijo y carencias afectivas - si que cumplía una doble función que para mi resulta valiosa. Por un lado, Haight no actuaba al principio de forma muy abierta, sino con sigilo y ardua preparación, dejando tras de si únicamente el cuerpo despellejado de un Garou, una poderosa, impactante y aterradora imagen incluso para seres que pueden transformarse en picadoras de carne de tres metros. Casi una leyenda urbana, los rumores de sus evoluciones conmocionaban a los Clanes cercanos, e informes de su presencia en un lugar podían desatar el envío de una Partida de Caza tanto como una evacuación de los Parientes de la zona. Así, Sam se convertía en un elemento más de atrezzo para el imaginario popular Garou, uno oscuro y desconcertante. En segundo lugar, como ya he dicho antes, como todo "hombre del saco" Haight es un instrumento de control y de amenaza. Si una manada de jugadores es poco cuidadosa con el Velo, aparte de recibir una reprimenda por parte de sus Ancianos, pérdida de Renombre o incluso problemas con las sanguijuelas locales, puede que sus acciones llamen la atención del Despellejador. Y entonces comenzarán de verdad sus problemas...

En los primeros compases de la campaña de Hombre Lobo que dirigí permití que Sam - mi propia versión de Sam - hiciese una breve pero memorable aparición estelar, asesinando a uno de los Garou que iba a formar parte de la manada en ciernes, un Wendigo Ahroun llamado Hoja-que-no-tiembla-al-viento. Los pj's no llegaron siquiera a ver al Despellejador, tan sólo encontraron tenues pero inequívocos rastros cerca del cuerpo exánime del que hubiera sido su compañero de manada (fue interrumpido antes de poder tomar su piel). Su recuerdo, y el rencor y el deseo de justicia, fueron compañeros constantes de la manada durante toda la campaña. Haight cumplió el papel para el que me parecía más útil: ambientación.

Para mi segunda - e inacabada - campaña también quise contar con él de una forma más directa, pero finalmente acabé perdiendo el interés en el proyecto por varias causas y la cosa se quedó ahí. A pesar de ello, elaboré mi propia historia, con ciertas licencias y añadidos propios, restringiendo su reino del terror particular al ámbito y la mitología de Hombre Lobo, y sólo de forma tangencial a los de Vampiro.En el mismo documento incluyo las fichas del Despellejador, tanto antes como después del Rito del Sagrado Renacer. Espero que os guste.

Samuel Haight, el Despellejador (Gica's Version)

PD: Mira lo que he encontrado buscando imágenes del bueno de Sam... una aventura para el Werewolf 20th Anniversary Edition en la que regresan los asesinatos de Garou que dejan cuerpos despellejados atrás. Según leo en la review y en críticas, podría ser el regreso de Sam... ¡o de un clon suyo!. Vivir para ver...

No hay comentarios:

Publicar un comentario