17 de septiembre de 2014

Celebración del Mecenazgo de Vampiro V20

El sábado pasado tuvo lugar el evento/celebración/casi jornada conmemorativa de la edición en castellano del Vampiro 20 Aniversario por parte de Biblioteca Oscura y Nosolorol. Nunca me han llamado mucho la atención los eventos roleros, la verdad, soy más de rol indoor, pero ésta vez, animado por la ocasión, por la posibilidad de ver a los viejos conocidos de Biblioteca Oscura en persona después de años, y tras pensar, como buen peninsular, "qué coño, es gratis", decidí acudir xD

Confieso que durante la primera parte del evento, la de los paneles, estuve un poco distraído y presté menos atención de la que la educación dicta a varias de las charlas. La conversación con los amigos, algunos de los cuales únicamente podían venir por la mañana, hizo por ello pero también contribuyó al ambiente festivo. Sí escuchamos, no obstante, buena parte de la exposición que realizó Justin Achilli sobre el conflicto narrativo en Vampiro. Siempre me ha hecho gracia el énfasis que trata de ponerse en el drama y el horror personal en éste juego para lo poco que aparece después en la mayoría de los casos, al menos lo que yo conozco, he jugado y he visto a mi alrededor, con muy contadas y honrosas excepciones. Precisamente acerca del horror personal interpretando Sabbat le preguntó un fan, lástima que el barullo me impidió entender la respuesta, aunque creo que dijo algo así como que eran dos formas de jugar diferentes. Por cierto, como opinión personal, en una charla de un ponente extranjero en la que está presente un traductor, dirigirse desde el público a éste en su idioma para trasladarle una pregunta, aunque pueda parecer una deferencia hacia él, me parece un poco feo hacia el resto de oyentes. Pero ignoro las normas de etiqueta al respecto y puede que me equivoque.

El último panel me lo tuve directamente que saltar para poder prepararme decentemente y llegar sin prisas al vivo, aunque a posteriori pienso que hubiera podido ser interesante. El personaje que me había tocado en suerte, y lo digo literalmente ya que dejé la elección en manos de los narradores, era un Nosferatu antitribu, y pudiendo fácilmente ser el último vivo en que participe me apetecía caracterizarme lo mejor posible. Para quienes no sean muy mañosos con esto del maquillaje os recomiendo este video de Dreah, el resultado es bastante digno y no es incómodo de llevar unas cuantas horas.

Mistela, Nosferatu antitribu
Antes de comenzar la Palla Grande me reuní con el resto de integrantes de mi manada, unos simpáticos roleros valencianos que junto conmigo formaban la Manada del Foc, de la facción Status Quo, y entramos en el salón. Alrededor de seiscientos jugadores, la palabra multitudinario a mi se me quedaba corta. Como buena Rata de Cloaca tenía mis rumores para intercambiar en la Red Nosferatu para apoyar los esfuerzos e intereses de mi manada y nuestra facción, así que mi chiquillo, miembro de mi misma manada, y yo nos pusimos a ello. Pero el salón era un hervidero de gente, rumores, cuchicheos e informaciones, y filtrar era complicado. Nuestro Ductus, según sus propias palabras, acabó sintiéndose un centro de operaciones de la NSA xD Infernalistas, infiltrados Camarilla, vitae envenenada, una bomba, cainitas que no eran ni quien ni lo que decían, bulos varios, etc... Un cacao monumental pero muy divertido, que me tuvo casi cuatro horas sin parar de un lado a otro. No había hecho tanto ejercicio en meses. No pude comprobar si el sistema de reglas era bueno o no porque no tuve ningún conflicto ni utilicé ninguna de mis disciplinas. La verdad, no hizo falta. Había tanta peña que, aún con las pintas que llevaba, si te parabas a escuchar discretamente lo que discutía un grupo nadie reparaba en ti. En fin, entre la información conseguida y el politiqueo del ductus y el arzobispo parecía que teníamos el tema bastante encarrilado, aunque a última hora parece ser que pasó algo en las votaciones y el resultado no fue el esperado. A pesar de ello, mis expectativas de diversión fueron superadas, en parte gracias a mis compañeros de manada y a los contactos que hice, y me alegro de no tener que arrepentirme de no participar.

Tenía las piernas ya doloridas de tantas horas de pie, pero aún quedaba el Incubus Club, así que viaje rápido a casa, maquillaje fuera, ducha, ropa nueva, que no iba a ir toda la noche de vagabundo Nosfi, hamburguesaca por el camino y de vuelta al Convención a tiempo para ver las actuaciones. Al respecto de éstas diré que aunque me parece bien y pega con una reunión vampírica el tema burlesque, la danza del vientre y los bailes sensuales de muchachas de buen ver, me sorprendió que habiendo como había una proporción elevada del género femenino en el evento no subiera al escenario algún Adonis que les regalase la vista también a ellas, sin contar al narrador de la historia de El Círculo de la Serpiente y al melenas que salió al escenario para recoger mientras la concurrencia jaleaba "¡quítatelo todo!" con mucho cachondeo.

Aparte de eso, reconozco que uno de los momentos estelares fue ver a Justin Achilli ponerse a los platos como dj oficial de la velada. Como decía uno de los colegas "Me dicen hace quince años que tendría al p**o Achilli pinchando en una fiesta y no me lo creo". Efectivamente, era para no creerlo, eso y su camiseta de Kelly Kapowsky xD. Dejando aparte todo aquello por lo que muchos hemos bramado en arameo contra él, hay que decir que el tío se portó, fue muy majo, se hizo fotos  y habló con todo el que se le acercó, y aguantó como un campeón hasta las tantas. Y encima pinchó decentemente.

De izqd.a a dcha. Kapdorf, Achilli, Kelly y yo
Me retiré a las cuatro de la mañana cuando mis pies dijeron que ya no podían soportar por más tiempo el peso y la constricción de las New Rock, y reconozco que volví a casa con un buen recuerdo y las expectativas superadas. Seguro que hubo cosas que podían haberse mejorado, pero yo, sin saber nada de cómo se organizan éstos saraos, me doy por satisfecho habiendo frikeado durante un día entero, conociendo a gente maja, viendo los disfraces de la peña en el vivo, mercadeando información, disfrutando con viejos y buenos amigos - ¡un saludo Vitae Oscura! -  y bebiendo y bailando como si no hubiera un mañana.

Y ahora a ver si llegan los libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario