4 de noviembre de 2014

Desafío de los 30 Días: Día 4

¿Qué consejo le darías a un master que fuese a dirigir su primera partida?


Un consejo es un regalo muy peligroso, aun del sabio al sabio, ya que todos los rumbos pueden terminar mal, que diría Gildor. La forma de dirigir es algo muy personal y cada master irá desarrollando la suya a medida que vaya cogiendo tablas. Lejos de consejos técnicos, yo lo resumiría en una frase compuesta:

"Disfruta lo que haces y be water, my friend"

Ser master también es divertido. No estás siendo el protagonista de la historia, cierto, pero la estás escribiendo. Y eso mola. Mola cuando ves la cara que se le queda a los jugadores cuando aparece un enemigo interesante, mola cuando cuelas un giro de acontecimientos que no se esperaban y flipan en colores, y mola cuando te cogen aparte cuando termina la sesión y te dicen que ha sido increíble y que se lo han pasado teta. Hace que merezca la pena invertir horas haciendo fichas de pnjs, mapas, buscando bandas sonoras adecuadas, pensando una estrategia, adelantándote a sus planes y pensando por "los malos", cosas todas que también pueden ser interesantes por si solas. Así que disfrútalo, y ten también en cuenta que, por mucho que prepares y preveas, no eres adivino y no sabes por dónde te van a salir esos hij... entrañables compañeros de aventuras que son tus jugadores. Si algo sale mal, si hacen algo imprevisto y no sabes por dónde tirar, no te bloquees. No te estreses. Improvisa, o haz una pausa para reubicarte, y continúa disfrutando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario