20 de noviembre de 2015

Carrusel Bloguero: Lo que daría de sí

En este segundo mes de resurrección del Carrusel es La Alegre Tabernilla de Azathoth quien nos plantea un tema para debrayar, y además de los interesantes, la verdad. El sr. Dasth propone que desvelemos cuáles serían nuestras propias ideas para continuar a nuestro antojo una linea de juego ya existente, como si tuviéramos en nuestras manos la licencia de nuestra ambientación favorita y tuviéramos la oportunidad de influir en su desarrollo. Pongámonos a ello.


Lo que daría de si... El Juego de Rol del Capitán Alatriste

Ya que hablamos de resurrecciones, hablemos de un juego que también merecería una de las buenas. Uno de los juegos de rol que más me han gustado pero que menos he disfrutado jugando o dirigiendo por falta de oportunidad, pero sobretodo uno de los que más me ha gustado símplemente su lectura. Claro, partía con la ventaja de que he sido fan de la saga de Arturo Pérez-Reverte desde el principio, pero aparte de eso es una muestra impresionante de lo que es un juego hecho con mimo y con mucho trabajo y rigor.

Por eso cuando la línea se detuvo tras Maestros de Esgrima me dió muchísima pena. Es cierto que si el juego tuvo en el resto de grupos el mismo éxito que en el mío, bueno... pues lógico que acabase de ésta triste manera. Pero no sé, a lo largo del tiempo me he cruzado con varios roleros que decían tener buen recuerdo de él, y sé que se ha mantenido más o menos vivo a través de iniciativas como Los Papeles del Alférez Balboa y blogs como el de Bayuca, y espero que en algún momento, aunque sea aprovechando cosas como el último anuncio de Antonio Polo, se reavive lo suficiente como para poder pasar de nuevo un par o tres de buenas tardes de juego entre jaques, espías, literatos y "votoatales".

Pero vamos al turrón. Si de mi mano estuviése el tema, engrosaría la lista de suplementos para el juego con los que siguen:

Villas Ilustres de las Españas: Cierto es que sólo Madrid es Corte, pero en aquellos tiempos no nos faltaban otras ciudades de interés. En las páginas de las novelas nuestro buen amigo el Capitán pisaba alguna de ellas, como Sevilla u Orán, y bien podría engrosarse la lista con Toledo, Barcelona, Santiago de Compostela o Valencia. Y quizá alguna más fuera de la península, como Nápoles, aunque me reservaría algunas "pequeñas perlas" para el siguiente suplemento.

Fortuna de Indias: Un suplemento que abarcase las tierras de Nueva España, su sociedad, su historia y sus gentes. Aqui, ya si, aparecerían las ciudades de México y Manila, y entraría a explicar en parte la maquinaria bélica y administrativa que mantenía el virreinato "atado" a la España peninsular. También daría las pinceladas de reglas necesarias para la navegación y acerca de la piratería, que se acercaba entonces con paso firme hacia su Edad de Oro.

Bajo un sol hereje: En éste suplemento se cubrirían los territorios de enemigos de la Corona Española, a saber: Inglaterra, Francia, las Provincias Unidas, Venecia y el Imperio Otomano. En sus páginas encontraríamos también información acerca de las intrigas cortesanas y el espionaje que existía entre las diversas potencias, actividad harto peligrosa pero necesaria. También podrían aparecer reglas para batallas (aunque la verdad me pregunto si alguien alguna vez ha utilizado éste tipo de complementos) navales y terrestres. Ya, muy ambicioso.

Esos tres sobre seguro. Podría estudiarse también si resultaría interesante ampliar trasfondo sobre ciertos estratos sociales o profesiones, como licenciados, escribanos, golillas, curas o gente de la carda. Pero sobretodo, ay amigo, trataría de publicar aventuras. Una breve en cada uno de los suplementos anteriores, para ejemplificar lo que podría conseguirse empleando la información contenida en ellos. Pero, además de eso, todo gran juego merece una gran campaña oficial. Alatriste merece su equivalente de las Máscaras de Nyarlathothep o Tumba de los Horrores.

9 comentarios:

  1. Alatriste es un juego que siempre he querido tener/jugar y nunca lo he conseguido. El Villa y Corte caerá fijo, eso sí.
    Buena entrada que apunto en la lista del Carrusel, Maese Sabinescu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día menos pensado, sr. Dasth, acabaré dirigiendo una. Mientras tanto gracias por pasar :)

      Eliminar
  2. Yo arranco en breve una con mi grupo, hace mucho tiempo que le tenía ganas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro por vosotros Mercurio, es un juegazo y tiene muchas características que lo hacen interesante. ¡Ojalá os podamos emular nosotros pronto!.

      Eliminar
  3. La ventaja que tienes con Alatriste es el acceso a una enorme cantidad de información. Además de los suplementos y los papeles, yo me he hecho con varios libros, ahora mismo he empezado a comprar los de Deleito y Piñuela. Y buscando un poco puedes encontrar información sobre otras urbes (especialmente Londres y París).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, realmente no hay por qué ceñirse a las novelas de Reverte, ya que existe mucha literatura al respecto, ya que, además de ser el periodo de mayor esplendor y potencia de España, sus adversarios tampoco eran moco de pavo, y resultó una de las épocas europeas que han suscitado mayor interés entre historiadores y literatos. Antes de conocer a Alatriste ya había leído algunos títulos que se ambientaban en la misma época y que no tienen mucho que envidiar (igual el grado de éxito). En fin, que hay mucho material del que tirar para inspirarse :)

      Eliminar
  4. Es un excelente juego, sin duda. Creo que su único fallo es el nombre. Si se hubiera llamado 'Oro y acero', por ejemplo, como el libro-juego de Ricard Ibáñez, la cosa habría sido diferente. Muchos tienen manía al autor de la saga de novelas, y a las novelas en sí. Sin embargo el juego, por sistema, diseño y trasfondo, es una delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón. La verdad, nunca me lo había planteado así. Sin embargo, como dices, el juego no tiene "culpa" de ello y merece mucho la pena. Lo considero uno de los mejores juegos de rol españoles.

      Gracias por pasar y comentar :)

      Eliminar
  5. El problema creo que fue que los derechos del personaje son muy caros, y había que vender mucho para que valiera la pena. Un juego ambientado en esa época sería perfectamente viable, como se verá (estoy convencido) con Villa y Corte

    ResponderEliminar