26 de enero de 2016

Suplementos olvidados I - Libro de la Tejedora [Hombre Lobo: El Apocalipsis]

Hoy quiero hablaros de un suplemento para Hombre Lobo que no llegó a España: el Libro de la Tejedora (Book of the Weaver). Se trata, en mi opinión, de una de las ausencias más importantes en el catálogo del juego en castellano, que sin embargo si incluyó la traducción de los suplementos correspondientes a sus dos "hermanos" de la Triada, el Libro del Kaos y el Libro del Wyrm (éste último en sus dos, y algo dispares en contenido y calidad, ediciones).

Los Garou - la mayoría de ellos, al menos - nunca han terminado de comprender a la Abuela Araña. Como criaturas de formas múltiples y cambiantes que han recibido de Gaia la misión de proteger los lugares puros y naturales (el Kaos) de la destrucción y la corrupción (el Wyrm), han tendido a ver a la Tejedora como un tercer elemento en discordia molesto y potencialmente dañino, pero no totalmente digno de atención. Un problema "a contener" mas que "a solucionar". La Letanía, a fin de cuentas, les pide "combatir al Wyrm donde more y críe". ¿Dónde establece la relación que deben tener con éste otro miembro de la Triada cósmica? Cada Tribu se ha forjado su propia opinión, pero no existe consenso al respecto. ¿Hasta qué punto es buena o mala?

Su "civilización" y su "orden" constriñen cada vez más los lugares salvajes donde la pureza de Gaia aún brilla, pero son sus redes las que mantienen al Wyrm cautivo e impiden que devore la Realidad. Un cautiverio éste, por otro lado, que lo sumió en la locura, pero cuyas hebras forman parte de la gran Urdimbre que sostiene el universo. Entonces, ¿es culpable o inocente? ¿Hay que combatirla, destruirla? ¿Hay que aprovechar sus dones en beneficio de Gaia? ¿Habría, incluso, que protegerla activamente? ¿Podría curarse su demencia?

No encontraréis las respuestas a todas estas preguntas en el Libro de la Tejedora, pero si una visión más profunda que la que se proporciona en el libro básico acerca de éste miembro de la Triada. Una necesaria para comprender de verdad el papel de la Tejedora en el trasfondo de Hombre Lobo.

Tras un relato introductorio y un léxico "tejedoresco" básico, el suplemento se lanza, como la mayoría, a desgranar la historia del mundo a través de la particular visión multifacetada de la Abuela Araña y su prole, desde el comienzo de los tiempos y el desequilibrio de la Triada hasta la llegada y apogeo de la criatura más amada por la Tejedora: el hombre. Tras este relato se explica cómo ha puesto en él sus esperanzas de recobrar la cordura, impulsando su ciencia y su tecnología en espera de que en un futuro alcance una comprensión de la existencia tal que redescubra el propósito original de la Tejedora, perdido en su locura. También se trata de explicar en éste capítulo su tortuoso raciocinio, su interacción con el Wyrm y su enfrentamiento con el Kaos, dejando también espacio para describir con amplitud el poder, la apariencia y los efectos de la influencia de la Tejedora en la Umbra. Menciona acto seguido cómo la Abuela Araña está detrás del poder de los nombres verdaderos que emplean los Artesanos de la Voluntad, y proporciona para finalizar un vistazo rápido a la perspectiva de las Razas Cambiantes, centrándose en particular en los Moradores del Cristal (¿no sorprende, verdad?), revelando algo que muchos sospechan entre las demás Tribus: no están guiando o reconduciendo a la Tejedora, sino que inadvertidamente están cayendo más y más bajo su influjo.

El siguiente capítulo es de estos que hacen las delicias de los jugadores. Equipo tecnológico a espuertas dividido en tres tipos: tecnología mundana, tecnomagia (cacharritos para magos de perfil tecnológico) y "WeaverTech", que vienen a ser Fetiches y Amuletos potenciados por espíritus de la Tejedora. Hardware, software, wetware, cibernética avanzada... captáis la idea. En este apartado ocurre como en todos los suplementos de Mundo de Tinieblas que ofrecen equipo nuevo: hay cosas interesantes y equilibradas, y alguna que otra que te hará enarcar las cejas. Completo y útil, pero no la parte más interesante del suplemento (pero sólo porque ya sabéis que a mi lo que me gusta es que me proporcionen trasfondo a granel).

Más adelante el suplemento ofrece información sobre los agentes de la Tejedora, comenzando por su variada y nutrida prole espiritual. Desde las múltiples tipologías de arañas (de patrón, cazadoras, de filamento...), pasando por los Geómidos hasta las temidas Inteligencias Artificiales, todos son retratados y "definidos" mediante sus puntuaciones básicas para dar todo el trabajo hecho al narrador. Seguidamente pasa a los Ananasi, los cambiaformas araña, cuyo ambiguo papel en todo esto siempre me ha parecido una excelente semilla para introducirlos en las historias del juego. Pudimos conocerlos de mejor forma y en mayor profundidad en su propio suplemento de Raza Cambiante. Y llega tras ellos a los que, junto a sus espíritus, me parecen los más interesantes peones sobrenaturales de la Abuela Araña: los drones, traducidos anteriormente como zánganos o autómatas, los "fomori" de la Tejedora. Personalmente me gusta más la opción de Zánganos por el símil entomológico que tan bien encaja con una araña cósmica, además de porque ya se definen como autómatas varios tipos de espíritus de la Tejedora. Pudimos conocer las reglas para crearlos en el suplemento Poseídos, que si se tradujo al castellano, por lo que aquí no nos van a contar nada nuevo. También presentan Shinzui Industries, que igual que lo anterior se puede definir someramente con la frase "la Pentex de la Tejedora", y que una vez más pudimos conocer en castellano cuando se tradujo el suplemento de Apocalipsis, al igual que a su hermana DNA, para quien se proporciona un trasfondo mucho más amplio y desarrollado, la estructura de la organización, personas de relevancia y semillas de aventura. Lo que no recuerdo si habrá salido es la parte en la que proporciona información para cruzar una crónica Garou con la Tecnocracia, pero como veis el contenido de ésta parte la pudimos ir conociendo gracias a otros suplementos que si se publicaron en España.

El último capítulo contiene consejos de narración para introducir los elementos anteriores en las partidas de Hombre Lobo. Nuevamente aparecen perspectivas individuales desde el punto de vista de los Moradores del Cristal, vampiros, magos... también cómo enfocar la influencia de la Tejedora a lo largo de varias épocas históricas, como los tiempos bíblicos, el Imperio Romano o el Renacimiento, y algunas semillas de aventuras. Finaliza el suplemento con un apéndice en el que se explican varios Encantamientos nuevos empleados a lo largo del libro.

Recapitulando, me parece un suplemento interesante que debería haber captado la atención de la editorial lo suficiente como para ser publicado. Así hubiéramos tenido la visión completa del trasfondo, o al menos las tres perspectivas cosmológicas con las que componerla, que de otra forma hemos tenido que hacer recolectando información de aquí y allá, a través de suplementos como el libro de raza cambiante Ananasi, Poseídos, Umbra: Sombra de terciopelo, Axis Mundi y Apocalipsis, siendo éste último el primero que plantea seriamente la idea de la Tejedora como antagonista al mismo nivel que el propio Wyrm. Igual es mucho desear, pero ojalá que la desaparición de la Factoría de Ideas proporcione la oportunidad de que la licencia para la publicación de éste y otros títulos del Mundo de Tinieblas que no lograron cruzar el charco llegue a otras manos para, quizá, aunque sea tarde, podamos verlo traducido. Mientras tanto sólo nos queda leerlo en inglés, cosa que no puedo dejar de recomendar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario