5 de septiembre de 2016

Hombre Lobo: Sobre los nombres Garou

Vuelven los veraneantes al trabajo, vuelven los niños a los colegios, vuelven las chorricolecciones de Rba y Planeta de Agostini a los quioscos... de modo que ¿por qué razón no habría de regresar Fragmentos de Rol a la actividad?

En ésta ocasión toca una nueva entrada para Hombre Lobo: El Apocalipsis centrada en los nombres rituales de los guerreros de Gaia. Siempre me llamó la atención que en el libro básico de ninguna de las ediciones, tampoco en la 20 aniversario, se ofreciesen unas pautas básicas para su creación. Supongo que se dio por hecho que era suficiente con los ejemplos de personajes que aparecían, pero da la impresión de que algo tan importante para los Garou merecería al menos la existencia de unas pautas básicas en alguna parte, ¿no? Porque no es lo mismo "bautizar" a un Camada de Fenris que a un Contemplaestrellas, ya que sus Tribus no valoran igual las mismas cosas.

El caso es que esta información si aparece en un suplemento (o, al menos, solo la he encontrado aquí). Se trata de Player's Guide to Garou, suplemento publicado en el año 2003 como actualización de la Guía del Jugador publicada con anterioridad. A diferencia de su predecesora, Player's Guide to Garou no vería la luz en castellano. Resumiendo un poco, aparte de actualizar (en muchos casos símplemente es un cortapega) la información de la guía anterior, recupera otras que aparecen en ciertos suplementos de la edición anterior y añade un puñado de datos y elementos nuevos, con un espíritu similar a lo que más tarde ha hecho la edición 20 aniversario del juego. La portada retrata a los personajes que, por aquellas fechas, representaban una papel principal en la metatrama novelística de Hombre Lobo: Grita-Caos, Carlita Hermana-Guapa y Ojo-de-Tormenta (tres de los cinco miembros de la manada del Río de Plata) y Mephi Más-rápido-que-la-Muerte alrededor de la imponente figura del Margrave Yuri Konietzko.

Como decía, entre los elementos novedosos aparecen unas normas según las cuales los Garou de las diferentes Tribus (sin contar a los Danzantes de la Espiral Negra) generalmente otorgan nombres a sus cachorros, tanto en lo que respecta a su nombre humano como a su nombre Garou. Hay que admitir que la mayoría de lo expuesto puede ser aventurado fácilmente por los fans del juego ya que, a medida que se van leyendo suplementos y novelas y conociendo los ejemplos de personajes oficiales de la metatrama del Mundo de Tinieblas, no es difícil advertir las pautas según las cuáles se crean los nombres Garou. A fin de cuentas, en su más simple expresión, no dejan de estar inspirados en las traducciones al inglés que se hacían de los nombres amerindios (cuando no son directamente eso, como en el caso de los Uktena y los Wendigo).

Pero los roleros somos gente inquieta y a menudo salimos a buscar ese "sólo un poco más" de información para nuestras partidas y personajes. He buscado muchas veces información sobre ello en internet, y por lo que he visto el tema se ha tratado en foros y listas de correo de tanto en cuando. Así que quiero aportar un granito de arena más a la información existente en castellano y traducir la sección tal y como aparece en el suplemento. Lo único que no incluiré será el listado de nombres humanos con sus significados que la acompaña, ya que existiendo la excelente web Behind the Name para consultar significados de nombres no me parece necesario. Si he respetado, sin embargo, las preferencias que son mencionadas en los párrafos de cada una de las Tribus para los nombres humanos.

-------------------------------------------------------------------

NORMAS PARA LA CREACIÓN DE NOMBRES


Quienes guardan relación con lo esotérico saben desde la antigüedad que los nombres tienen poder. Nadie comprende esto de una forma tan profunda como los Garou, quienes pueden cambiar de nombre varias veces a lo largo de su vida para indicar alteraciones en su estatus o filosofía, o como reflejo de las hazañas que han llevado a cabo. Algunos, naturalmente, prefieren mantener sus nombres de nacimiento a pesar de que sus Tribus les otorguen una frase honorífica. Otros los rechazan por completo y los dejan atrás después de su Primer Cambio. Aunque cada Tribu sigue su propia metodología para otorgar nombres, algunos son comunes en ciertas áreas geográficas y es tan probable para los hombres lobo recibir un nombre popular durante la época de su nacimiento como para cualquiera. […]

El nombre ritual

La mayoría de los hombres lobo tendrán la oportunidad en cierto momento de sus vidas de adoptar un nombre ritual. ¿Qué Garou podría resistirse a acompañar su nombre de unas palabras inspiradoras y convertirlas en una medalla al honor o a la gloria para que sean escuchadas por todos? Los Garou dan por supuestos esos nombres rituales y respetan a quienes los consiguen, puesto que no se otorgan a la ligera ni puede un hombre lobo concederse tales honores a si mismo. Arrogarse un nombre ritual que no haya sido ganado equivale a mentir, a presumir de una forma absolutamente fuera de lugar y a tratar de reclamar un Rango inmerecido, todo al mismo tiempo.

Para obtener el derecho de tomar un nombre ritual los Garou deben llevar a cabo algo fuera de lo común. Debe ser presenciado por otros y llamar la atención de aquellos en el seno de la jerarquía y con la potestad para conferir Renombre. Solo entonces, los superiores jerárquicos del Garou en cuestión pueden deliberar si es digno de recibir un nombre ritual y, si es así, lo ayudarán a escoger un nombre adecuado a la situación. Esto puede ocurrir en privado, de forma que más tarde los Ancianos se dirijan formalmente al Garou que se ha mostrado digno por su nuevo nombre, o puede tener lugar en medio de una gran ceremonia y ante los ojos de todo el clan. Como no podía ser de otra forma, los comportamientos vergonzantes también originan nombres rituales: si un Anciano reprobador nombra a tu personaje “Se-Esconde-bajo-los-Coches” tras una actuación poco valerosa, probablemente estarás atado a tal nombre hasta que consigas algo lo suficientemente notable como para merecer un nuevo nombre ritual.

Hay que señalar que, en ocasiones, los Roehuesos se mofan de ésta costumbre y se imponen nombres rituales ridículos sólo por molestar a los Garou más estirados. Por supuesto, un hombre lobo que tiene un nombre ritual imponente debe estar a la altura de las expectativas o se verá rebautizado a la inversa por sus compañeros de manada, de clan o cualquier otro Garou. Un ejemplo de inversión para alguien que haya mostrado tendencias cobardes es que su nombre ritual cambie de Gana-la-Batalla a Gime-en-la-Batalla.

Camada de Fenris

La Camada escoge nombres que recuerdan a hazañas que hayan realizado o que hablan de su personalidad. Los nombres ganados en batalla como Puño-tronante, Desgarrador-del-Wyrm y Garra-sangrienta conllevan de forma natural un gran honor, pero Runa-sabia, Habla-con-las-Piedras, Nutria-rápida y otros títulos honoríficos similares raramente serán vergonzantes. Su herencia sugiere a menudo nombres noruegos, suecos, germánicos o daneses como Andras, Ragna, Knute, Jurgi, Steinar, Erik y Vilhelmina. Algunos Garou que descienden de linajes orgullosos añaden a su nombre títulos o referencias a sus ancestros. Tales añadidos, por lo general, suelen ser en forma de “hijo de” o “garra de rectitud”, aunque títulos como Guardián o Maestro del Rito no son infrecuentes.

La Camada de Fenris no emplea de forma universal las denominaciones habituales para los Auspicios. Sus términos propios para los signos lunares son Rotagar para Ragabash, Forseti para Philodox, Godi para Theurge, Skald para Galliard y Modi para Ahroun. Incluso durante los consejos formales la mayoría de los Fenrir responden a su nombre homínido, añadiéndole su nombre Garou y, con frecuencia, un título y su Auspicio por añadidura. Nadie ha acusado jamás a la Camada de ser discretos. Tales nombres pueden ser articulados como Tor Jinete-de-Tormentas, Dientes-de-Hierro, hijo de Tavi Destripa-enemigos, hijo de Jorgen Señor-del-Túmulo, o Garra-acerada, Modi de la Camada de Fenris.

Caminantes Silenciosos

Algunos Caminantes Silenciosos adoptan nombres egipcios al estilo antiguo como muestra de orgullo por su herencia. Muchos toman el nombre de un ancestro fallecido. Los Caminantes cuya ascendencia provenga de Egipto y Oriente Medio actuales pueden tener nombres tales como Firyal, Hadiya, Tarif, Zafir o Akil. Algunos prefieren tomar el nombre de gobernantes egipcios o viejos dioses como Khafre, Bast, Djoser, Serqet, Sekhmet, Seti o Kamose.

Muchos Caminantes toman un nombre secundario que describe algo acerca de si mismos, aunque raramente tiene relación con alguna hazaña. Es más frecuente que haga mención a algún rasgo físico, lugar de origen o algún otro aspecto relativo al individuo en cuestión. Los Caminantes Silenciosos pueden tener nombres como Naazir Recorre-el-Largo-Camino, Sidq Canta-sobre-Montañas, Sahira Conocedora-de-las-Penas-de-la-Madre y Rasheed Habitante-del-Yunque.

Colmillos Plateados

Los Colmillos Plateados supervisan con tanto celo su “ganado de cría”, tanto lupus como homínido, que por lo general llegan al mundo portando nombres de la nobleza europea y musulmana. Estos pueden ser cualquiera desde Edmund a Julia, o desde Hakim a Ravenna. Los Colmillos matan a cualquiera que trate de introducir otros genes, pues sienten que es un intento de contaminar su linaje. Los matrimonios concertados son una práctica muy común y normal entre la Parentela de los Colmillos Plateados, en aras de mantener estos linajes los más inmaculados posible.

Muchos cachorros Colmillos Plateados reciben notorios nombres del pasado como Suleiman, Hadrian, Alejandro, Fátima o Seherezade. En lugar de adoptar nombres comunes, por lo general los Colmillos crean para para si mismos apellidos que personifican nobleza o gracia y que en su mayoría pueden sonar como apellidos humanos. Nombres como Jacob Morningkill, Lord Nathan Mothersgrace, Nicola Loba de Montserrat y Cania Windsor son algunos ejemplos. 

Contemplaestrellas

Aunque la Tribu de los Contemplaestellas ya no se considera parte de la Nación Garou, unos pocos individuos siguen permaneciendo en su seno. Con independencia de a dónde decida pertenecer cada Garou, los Contemplaestrellas escogen sus nombres de acuerdo a una tradición honrada a lo largo del tiempo. Tras completar su Rito de Iniciación, sus miembros dejan atrás sus nombres de nacimiento y escogen dos nuevos: un nombre honorífico elegido como muestra de respeto hacia su mentor y otro surgido de sus sentimientos más profundos. Éste último toma a veces la forma de una frase similar a un Haiku que los Contemplaestrellas denominan Susurro.

Los nombres honoríficos o derivados pueden ser prácticamente cualquiera dependiendo de quién fuera el mentor del Contemplaestrellas. Nombres tales como Soren, Antoinette, Chu, Kyogi and Jocelin son válidos cuando tal ha sido el nombre del mentor, aunque a menudo se emplea como nombre alguna característica de la personalidad de éste, como Risa o Fiable (o incluso nombres con ese significado, como Ixaca o Ameena). Muchos otros hacen referencia a objetos o sucesos astronómicos tales como Cielo-Brillante, Meteoro o Luna. Estos nombres pueden, asimismo, provenir igualmente de mentores que se llamaban así, de forma que pueden ir pasando de generación en generación. El Susurro puede ser corto, como Lágrimas-de-la-Madre o Lluvia, o largo como Nieve-que-cae-suavemente, Velas-de-ala-de-Polilla o Cuenta-historias-con-lengua-sincera. Amanecer Caminante-de-la-Niebla y Jeremy Ríe-con-las-Estrellas son dos ejemplos de nombres que aúnan los dos estilos.

Fianna

Los Fianna obtienen sus nombres principalmente de dos fuentes: la cultura humana y la tradición Garou. Incluso en los días en los que existía una mayor territorialidad, los Fianna estaban desperdigados por las Islas Británicas y el continente europeo, principalmente en la Galia. Los nombres gaélicos, celtas, galeses, y procedentes del inglés y francés antiguos son populares entre los Fianna, que a menudo honran a sus ancestros imponiendo sus nombres a los cachorros. Otros Fianna prefieren en cambio nombres más terrenales, como los que utiliza su Parentela en la actualidad. La mayor parte de quienes no tengan estudios al respecto ni siquiera reconocerían la diferencia entre nombres celtas y gaélicos, lo que ocasiona fricciones en muchos casos. Algunos ejemplos de nombres celtas pueden ser Donnelly, Aidan, Niall, Blair, Ena y Maeve.

También fomentan el uso de nombres Garou tradicionales como Corre-bajo-la-luz-de-Luna y Asesino-de-la-progenie-del-Wyrm. A menudo un Garou combinará los dos métodos, creando nombres como Cullan Busca-la-Batalla.

Furias Negras

Las Furias tienden a poner a sus hijas los nombres de mujeres poderosas. Pueden ser diosas, reinas, famosas guerreras, defensoras de las mujeres e incluso poetas o atletas. Nombres como Kali, Isis, Nefertiti, Scatha y Lucrecia evocan figuras históricas o religiosas, mientras que otras como Amelia (Earhart), Susan (B. Anthony), Harriet (Tubman) y Maya (Angelou) hacen referencia a mujeres de renombre en la actualidad. Algunas escogen llamarse como mujeres que admiran aunque no sean famosas, como por ejemplo una profesora apreciada. Dados los orígenes griegos de las Furias, nombres tales como Safo, Afrodita y Nike son también apropiados. Las Furias, por lo general, toman un nuevo nombre tras ser aceptadas en el seno de la Tribu.

Garras Rojas

En ocasiones, los Garras Rojas adoptan nombres humanos cuando deben asumir su Forma Homínida. Estos Garou lupus tienen, sin embargo, nombres verdaderos que son variantes de aullidos y que sólo son pronunciables en las Formas lupus, hispo o crinos. Puesto que los lobos no emplean los nombres como tales, el instinto de los Garras para nombrar es puramente Garou y, en consecuencia, sus nombres derivan habitualmente de la Lengua Elevada. Comoquiera que suene, el nombre de cada Garra Roja tiene un significado, tal como Mancha Negra o Cazador Poderoso; detalles acerca de si mismos que los lobos pueden percibir y en los que pueden pensar cuando los identifican. Los Garras toman también nombres rituales escogidos para reflejar algo que hayan acometido, como Rasga-Perdiciones o Aullador-Espiritual.

Hijos de Gaia

Los Hijos mantienen sus nombres originales hasta que reciben una visión sagrada. Aunque persisten los rumores de que no atisban nada más que un sueño acerca de una localización donde poder realizar una fiesta fabulosa, tales nimiedades raramente proporcionarían a los Garou una razón para adoptar un nuevo nombre. La mayoría contemplan una imagen que les habla acerca de la Madre o reciben un indicio acerca del camino que deben seguir.

Algunos homínidos añaden esto a sus nombres de pila o toman uno diferente al que añaden su nombre de visión. De esta forma podrían llamarse Luz de la Mañana Hijo-de-la-Gloria, Judith Hija-del-Roble o Verdad. Los Hijos lupus mantienen a menudo sus nombres “al uso”, como Acechador o Corre-liviano, pero también admiten nombres rituales extraídos de la visión tales como Perdición-de-la-Espiral o Guardián-del-Bosque. Algunos Hijos de Gaia cambian sus nombres en el momento en que obtienen otra visión o llevan a cabo alguna gran hazaña, lo cual puede causar confusiones entre aquellos que no los conocen bien.

Moradores del Cristal

Los Moradores del Cristal prefieren mantener sus nombres humanos, puesto que a menudo conviven en una mayor proximidad con aquellos que la mayoría de los Garou. Aun así, con frecuencia sus nombres tienen un mayor significado del que aparentan. Nombres como Bob no les dicen lo mismo que otros más interesantes como Severin o Amira. Algunos nombres típicos entre los Moradores del Cristal podrían ser Malaquías, Sten, Kolina y Leta, pues cada uno de ellos oculta un significado específico que estos Garou consideran adecuado. Aunque los Moradores gustan de emplear sonoros nombres humanos no siempre retienen los suyos de nacimiento, puesto que a la mayoría les preocupa poder ser rastreados con facilidad mediante registros de nacimiento y otros métodos mundanos. En ocasiones, a modo de nombres de uso cotidiano en el seno de la manada (o para fastidiar a los Garou más tradicionales durante los consejos), algunos Moradores del Cristal adoptan nombres rituales irónicos o medio en broma relacionados con el mundo de los ordenadores y la tecnología, como Firewall, Conduce-el-Porsche o Hackea-el-Sistema.

Roehuesos

Sabiendo como saben que las demás Tribus los consideran lo más bajo del escalafón, los Roehuesos no desprecian la oportunidad de añadir algo de diversión a su situación. De forma sutil, se mofan a su vez de las pretensiones de aquellas adoptando deliberadamente nombres cómicos o de mal gusto. Es habitual que los Roehuesos tomen nombres que destaquen algún aspecto de su personalidad o apariencia o que cuenta una historia en la que desempeñan el papel principal. No es infrecuente encontrar Roehuesos llamados Patatas-con-Ketchup (un fanático de las patatas fritas) o Botones-Perezosos (un Garou reposado cuya fascinación por coleccionar botones le mete en problemas cada dos por tres).

Tampoco son inauditos los nombres como Carro-Motorizado (un Garou famoso por motorizar y conducir carritos de supermercado) o Si-Camina-no-masca-Chicle, quien ganó su nombre a causa de ser incapaz de hacer dos cosas al mismo tiempo. Cuando alcanzan el estatus de Anciano, la mayoría de los Roehuesos adoptan un nombre humano, como Madre Hannah o Padre Nate, aunque algunos mantienen su nombre anterior y simplemente añaden el título honorífico, como Padre Escupe-Pepitas.

Señores de la Sombra

Como era de esperar, los orígenes balcánicos y de Europa del Este de los Señores de la Sombra dan color a los nombres con los que nacen. Algunos como Nadia, Anya, Bela, Mircea y Vasile reflejan dicha herencia. Muchos Señores de las Sombras adoptan también nombres relacionados con los elementos, como Ruge-como-la-Tormenta u Ojos-de-Relámpago. Otros prefieren nombres intimidatorios tales como Hendedor-de-Cráneos, Rompedor-de-Espaldas, Quebrantador-de-Huesos o Mordedor-de-Wyrms.

Los nombres que pretenden sonar amenazadores siguen por lo general la forma descrita arriba (es decir, una cosa y un adjetivo calificativo, como Perdición unida a Desgarrador para formar Desgarrador-de-Perdiciones) en lugar del estilo Garou más común de acción y objeto como Rompe-el-Cráneo. Esta estructura deriva de la forma en la que se construyen las frases en sus lenguas nativas. De esta forma, un Señor de la Sombra típico podría tener un nombre similar a Vladu Triturador-de-Enemigos o Katya Garras-de-Granito.

Uktena

Los Uktena más ancianos proceden casi en exclusiva de linajes nativos americanos y en su mayoría siguen empleando los nombres que les fueron dados al nacer. Estos reflejan su herencia, tomada de las tribus de su Parentela, y pueden ser tales como Awinita, Honovi, Mapiya, Enli o Hiamovi. Los Uktena lupus también prefieren los nombres amerindios. Los elementos más modernos de la tribu, sin embargo, buscan más allá de los nativos americanos para engendrar descendencia, y por ende cualquier grupo oprimido o excluido por la sociedad puede prestar sus nombres a los Garou nacidos en su seno. Así, algunos Uktena pueden tener nombres hindúes, hispanos o africanos como Ambika, Soma, Qimat, Kavi, Corazón, Marina, Cirilo, Nuru o Sefu.

Con frecuencia, los Uktena reemplazan sus nombres de nacimiento por otros que describen hazañas o eventos importantes de sus vidas, aunque algunos también aúnan ambos. Los hay, igualmente, que realizan una búsqueda de visión para encontrar un nombre adecuado. Los nombres de este tipo suelen mostrar el patrón clásico adoptado por muchos Garou, como Corre-tras-la-Presa, Aúlla-a-la-Luna-Naciente, Aprisiona-a-la-Perdición o Trae-la-Lluvia. Algo que ignoran los Garou ajenos a la Tribu es que cada Uktena tiene un nombre secreto que sólo conocen él y sus compañeros de manada. Estos nombres tienden a ser cortos y hablan de la personalidad esencial del Garou o de alguna habilidad particular que posee, como por ejemplo Ojo-Salvaje o Corazón-Libre. Si un Uktena confía su nombre secreto a cualquiera ajeno al grupo mencionado significa que lo considera, sin duda, un auténtico amigo de confianza.

Wendigo

Los Wendigo escogen a su Parentela casi exclusivamente entre las tribus de nativos americanos, y sus nombres proceden de las lenguas de dichas tribus. No es frecuente que los nombres que emplean los Wendigo en su vida humana cotidiana sean los mismos que usan en el seno de la sociedad Garou, aunque pueden sonar parecidos. Los nombres Wendigo pueden utilizar un nombre tribal humano tal y como suena, como Dowanhowee o Gomda, o pueden “traducirlos” a sus verdaderos significados (como Voz y Viento, respectivamente).

Estas traducciones son los nombres “indios” más reconocibles por la mayoría de las personas, humanos o Garou. Nombres como Toro Sentado, Nube Roja o Perro Amarillo son nombres históricos de tribus que los Wendigo reclaman como Parentela. Los nombres Garou actuales podrían ser Ciervo Brincador, Río Lloroso, Nube Medicina o Pony Pintado. Sin embargo, a los Wendigo no suele gustarles que los extraños conozcan estos nombres tribales y prefieren ser identificados por sus nombres rituales, como Rastreador-del-Wyrm, Canción-de-Trueno o Golpea-con-las-Garras.

Danzantes de la Espiral Negra (comentario extra de Gica)

Independientemente del que recibiesen en su nacimiento (si es que alguien se preocupó por ponerles alguno), los corrompidos y enloquecidos hombres lobo del Wyrm reciben un nuevo nombre tras danzar la Espiral Negra, conformado por las primeras sílabas inconexas que murmuran al recuperar la consciencia tras la traumática experiencia del Rito. Algunos ejemplos son Nhaukh, Gaazhtal, Kabula, Leergo, Ugrgash o Zhyzhak. Al igual que los Garou, algunos Danzantes especialmente infames pueden ganarse nombres rituales en base a sus hazañas, para lo cual utilizan el mismo sistema que sus contrapartidas gaianas. Por razones obvias, sin embargo, éstos suelen reflejar graves afrentas contra Gaia, sus creaciones y sus guerreros, o señalar detalles físicos y aspectos de la conducta o personalidad retorcidas del Danzante. Algunos ejemplos podrían ser Profanador-de-Túmulos, Desollador-de-Crías, Chilla-mientras-mata, Mandíbulas-babeantes o Quemado-por-las-Piras.

Algunos Danzantes que proceden de las Tribus de la Nación Garou deciden, en ocasiones, mantener sus nombres rituales originales como muestra de desprecio o de mofa hacia sus antiguos hermanos de batalla. Pueden hacerlo añadiendo el sufijo - ikthya ("del Wyrm" en la Lengua Elevada, un insulto para los gaianos que es marca de honor entre los Danzantes) para demostrar su nueva lealtad o modificando ligeramente su nombre para dotarlo de un significado diferente. Así, Orgullo-de-los-Ancestros podría convertirse en el traidor Perdición-de-los-Ancestros, y Lidya Protectora-de-los-Bosques en la enloquecida Danzante Lidya Incendiaria-de-Bosques.

-------------------------------------------------------------------

Todo lo anterior - mas el añadido de cosecha propia para los Danzantes, extraído de lo que aparece en las sucesivas ediciones del Libro del Wyrm y otros suplementos y novelas - es lo que da de si la sección de Player's Guide to Garou sobre los nombres rituales. Es información más que suficiente para funcionar con los nombres Garou, aunque me gustaría comentar un par de puntos.

En primer lugar, la redacción del texto resulta algo confusa en ocasiones ya que, aunque al principio indica lo contrario, en algunas partes parece dar a entender que es el Garou quien elige su nombre ritual. Yo considero que son los Ancianos los que otorgan su nombre ritual al hombre lobo, si bien pudiera ser que a éste se le concediese algo de voz en el proceso. Por ejemplo, es posible que tras el Rito de Iniciación el Garou no esté de acuerdo con los Ancianos respecto del acto más remarcable de los que haya llevado a cabo, pudiendo aportar argumentos que respalden la elección de otro que desemboque, por consiguiente, en un nombre diferente que le resulte más adecuado. Si el Garou resulta convincente tal vez - y sólo tal vez - los Ancianos podrían replantearse su propuesta.


Reflejando ese aspecto, fuera de la interpretación, pienso que la mejor forma de dotar de nombre a los personajes de la manada es, precisamente, que no sean sus jugadores quienes creen el nombre ritual de sus Garou. Recientemente he dirigido un Rito de Iniciación en el que hemos probado lo siguiente: cada jugador propone un nombre para cada uno de sus compañeros en base a aquello que le haya causado mayor impresión de sus personajes durante la sesión. El narrador, a su vez, hace su propia propuesta individual y, finalmente, cada jugador escoge para su personaje un nombre ritual de entre los que se le han propuesto. Nada del otro mundo - o que no se haya hecho ya - pero que, aparte de añadirle realismo, pienso que desemboca en nombres más coherentes. Lo más probable es que la mayoría de propuestas para un personaje sean similares (es raro que se hayan dado más de una o dos situaciones verdaderamente destacables), pero aún así hay variedad suficiente para barajar. Cabe la posibilidad de que este sistema cause alguna fricción (todos queremos tener un nombre ingenioso, heroico y molón, claro) pero bueno, si un jugador no está conforme con sus opciones, tiene toda una crónica por delante para llevar a cabo mayores hazañas que le confieran el derecho a portar un nombre diferente y que se ajuste mejor a sus expectativas. Un aliciente más para llevar a cabo acciones extraordinarias en defensa de Gaia. ¿Qué Garou no persigue durante toda su vida una mayor gloria a Su servicio?.

Por último, una puntualización acerca de los lupus y los nombres Garou, que también he visto emplearse en los libros de WW. Como dice más arriba, se asume que los lobos no conciben la noción de nombre como tal. Sin embargo, si pueden comprender y referirse al concepto que refleja dicho nombre, de tal forma que un lupus, para referirse a su compañero de manada Canción-de-los-Vientos ante un extraño, le presentaría como "el que canta con los vientos". Ante nombres rituales más abstractos, la reacción - aunque más confusa quizá para el interlocutor - sería la misma. El lupus anterior hablaría de "el que guía con valor" para definir a su compañero de manada Talismán-de-Valor, un imponente Garou conocido por inspirar valentía en combate a sus camaradas de armas.

Espero que encontréis útil e interesante la información :) Sabinescu out.

Post Data: He englobado las entradas de este año sobre el juego en la etiqueta Año del Licántropo, para mayor comodidad del lector y como homenaje a los años temáticos que hacía White Wolf en su día :)

7 comentarios:

  1. Esto me ha recordar a aquel Señor de la Sombra, Pasea-por-la-quilla, con el que compartimos mesa y risas en aquella partida multitudinaria y maratoniana, atravesando distintos planos de la Umbra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip. Nuestras sesiones han estado plagas de Garou con nombres le-gen-darios xD Siempre llevaré en mis pensamientos a aquél Garras Rojas llamado Prueba-Número-Uno :P

      Un placer, como siempre, Sr. Dasth

      Eliminar
    2. eh, eh, eh, qué luego pasó a ser Muerde al Wyrm. Prueba-Numero-X fue sólo una fase. XDD

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Un placer David. Gracias por pasarte y comentar :)

      Eliminar
    2. Oh, muy buena entrada, tengo a los garou en mi corazón desde hace muchos años pero no había visto esto de los nombres antes.

      Gracias!

      Eliminar
    3. A ti por pasarte, Astok, me alegra que te haya parecido interesante :)

      Eliminar