9 de diciembre de 2016

Hombre Lobo - Agentes de la Tejedora: Drones

Recta final del Año del Licántropo en Fragmentos de Rol. Hoy vamos a centrarnos - en especial para aquellos de vosotros, pocos supongo, que habéis conocido el juego recientemente - en una de las muchas cosas que Onyx Path dejó en el tintero de trasfondos e información en su H20 (era imposible condensarlo todo en un sólo básico).

Todo Garou conoce y se ha enfrentado en algún momento a los fomori. Son la cara visible del Wyrm más habitual, la tropa rasa reemplazable ideal. Son duros, pelean sucio, representan lo peor que la humanidad puede poner al servicio del Devorador y, además, son relativamente comunes puesto que su "creación" es bastante sencilla. Por ello, son los "poseídos" más numerosos, pero no son los únicos de su condición que existen en el Mundo de Tinieblas. Existen otros. Los Kami, animales (sólo muy raramente humanos) habitados por espíritus del Kaos, también conocidos y reverenciados por muchos Garou. Y también existen aquellos que son tocados por la Tejedora, unos seres desconocidos por muchos de los guerreros de Gaia. Aparecen como una leyenda urbana - nunca mejor dicho - o una mera nota a pie de página durante la mayor parte de la historia de los Garou. Son humanos (al revés que los Kami, sólo muy rara vez animales) que logran atisbar un retazo del gran patrón universal que es la Urdimbre y reciben como recompensa la iluminación de la Clarificación. Vamos a arrojar un poco de luz sobre ellos.

Antes de continuar, un tema de nomenclatura. Los "fomori de la Tejedora" recibieron en la anterior edición en castellano el nombre de autómatas. Sin embargo, hoy día el término dron (de drone en el original) está tan implantado en nuestro vocabulario tecnológico cotidiano que creo que lo podemos utilizar tal como es, a pesar de que mantengo mis dudas en cuanto la mejor opción de zángano, como comenté en la entrada sobre el Libro de la Tejedora. Por tanto, por el momento, hablaremos de drones hasta que alguien nos diga lo contrario :)

A diferencia de sus contrapartidas del Wyrm, los drones no son concebidos mayoritariamente como tropa de asalto prescindible. Mientras que cualquier humano es susceptible de convertirse en un fomor - el Gran Corruptor no hace ascos a nadie, y en caso de necesitarse una "mejora" del anfitrión ya la llevará a cabo la Perdición huésped o el fuego de las piras de corrupción - se requiere una mentalidad o personalidad muy específicas para captar la atención de la Tejedora. A pesar de ello, es en estos tiempos cercanos al Apocalipsis cuando los Garou se están topando con cada vez mayor frecuencia con estos agentes del Orden, aunque contemplando el creciente nivel de dependencia tecnológica que está alcanzando la humanidad es posible que no sea algo tan sorprendente.

A pesar de que retienen en parte su libre albedrío, los drones gozan de un grado de independencia inferior que la de sus primos wyrmianos, ya que sus mentes están enlazadas con la Urdimbre y la fusión con el espíritu de la Tejedora lo conecta de forma automática a una suerte de "mente colmena". Aun cuando actúe en solitario - lo cual suele ser habitual, ya que su número es escaso - cada dron sirve a los propósitos de la Tejedora de forma eficiente y, hasta cierto punto, coordinada con el resto de agentes de la Abuela Araña.

Los drones suelen ser personas que se sienten cómodas dentro de una estructura y encuentran sentido y acomodo en respetar y mantener las normas que rigen su sociedad, sean estas cuales sean. Esta capacidad es lo que puede atraer la atención de los espíritus afines a la Tejedora, los cuales pueden observar pacientemente al sujeto durante el tiempo necesario y someterlo a tantas pruebas como consideren oportuno antes de comenzar, de forma sutil, a atraerlo hasta ellos. Al final de esta valoración, el sujeto es llevado hasta la Umbra para el proceso conocido como Clarificación. Allí será envuelto en un capullo de telaraña unido a la Urdimbre donde, tras un periodo indeterminado de tiempo, se llevará a cabo su transformación.

Como ya he dicho, los drones no suelen ser concebidos como fuerzas de choque. Su elevada capacidad analítica y organizativa, aguzada por el proceso de la Clarificación, los hace más valiosos como supervisores para elementos más mundanos de la jerarquía de la Tejedora, como investigadores independientes o como agentes infiltrados en otras organizaciones afines. Esto no quiere decir que no existan drones orientados a la seguridad y el combate. Estos "soldados perfectos" son extremadamente competentes, letales y eficaces, no ponen en entredicho la cadena de mando y carecen de dudas, pero debido a su limitada funcionalidad y versatilidad fuera de entornos de combate son, por lo general, más infrecuentes. Sólo ahora que el Apocalipsis se cierne sobre la realidad es cuando su número ha aumentado.

Es, por tanto, probable que una manada de Garou se encuentre con un dron desempeñando un puesto como responsable de laboratorio, administrativo documentalista, trabajador social, supervisor de fábrica, abogado, concejal de distrito, policía patrullero o - claro, por supuesto - informático. La Tejedora aspira a tantear todos los aspectos de la sociedad con sus telarañas para dirigirla en la dirección correcta, y son manos de los drones y no patas de araña quienes lo hacen.

Por todo este conjunto de características, introducir drones en las historias de Hombre Lobo tendrá un sabor muy diferente al típico enfrentamiento sangriento con una banda de fomori. Los drones están perfectamente integrados en la sociedad humana, conocen sus normas y se escudan en ellas para llevar a cabo su función de la mejor forma posible. También sabrán emplearlas como arma para golpear a los Garou si es necesario, dirigiendo a las fuerzas del orden contra una manada problemática o influyendo desde empresas e instituciones para afectar al territorio del túmulo del clan (recalificación de terrenos en 3, 2, 1...). Y todo ello sin olvidar que pueden tener acceso a tecnología y recursos espirituales mucho más sofisticados que un siervo del Wyrm.

CREACIÓN DE DRONES

Las reglas para creación de drones aparecieron (y fueron cambiando) en varios suplementos de la edición anterior, en el ya mencionado Libro de la Tejedora y Poseídos principalmente. Hasta donde sé, no han aparecido en ninguno de los suplementos de la colección 20 aniversario reglas para creación de drones (si para los kami, pero hasta que no se traduzca el nuevo Umbra. The Velvet Shadow no las veremos en castellano), pero tomando como base las de creación de fomori (página 429 de H20), se pueden añadir las siguientes pautas para crear agentes de la Tejedora con el mismo sistema. Como veréis, un dron parte con un mayor poder a su disposición que un fomori. Es la diferencia entre un proceso selectivo, eficaz y metódico y dejar que una Perdición posea a un humano cualquiera.

El proceso de Clarificación no se limita a producir una "posesión" del humano anfitrión por parte del espíritu huésped, como es el caso de los fomori o los kami: se trata de un verdadera fusión entre espíritu y materia, una actualización completa tanto del "hardware" como del "software" del futuro dron. El resultado es un upgrade del ser humano, una especie de versión 2.0 de si mismo que experimenta, de base, los siguientes cambios:

- El primer "efecto secundario" de la Clarificación es que el dron se vuelve inmune a los efectos del Delirio. El proceso altera para siempre la percepción de la realidad del individuo, el cual ya no se siente abrumado ante la verdadera naturaleza de un cambiaformas o ante cualquier otro suceso de índole sobrenatural. Recibe, por tanto, el poder Inmunidad al Delirio de forma gratuita.

- La Tejedora no admite imperfecciones en su obra, por tanto cualquier defecto físico es solucionado o reparado como si se tratase de un error de diseño. Las cicatrices desaparecen, los miembros perdidos o ausentes se regeneran y cualquier otra funcionalidad "defectuosa" del cuerpo humano es reparada (como, por ejemplo, la miopía o un soplo cardiaco). Las proporciones y rasgos del personaje se reajustan y equilibran, aumenta la simetría en las facciones y, por ello, es posible que la apariencia del dron mejore relativamente aunque también puede resultar algo más inquietante (la simetría no es algo que habitualmente exista de forma natural en los seres vivos). En resumen, el dron se transforma en la mejor versión de si mismo posible y, además, deja de envejecer. Esta forma mejorada queda "fijada", de tal forma que cualquier cambio en la apariencia del dron (como un corte de pelo) dura apenas unas horas antes de revertir a su estado "perfecto" inicial. Esto se aplica también a las heridas sufridas: todo dron obtiene de forma gratuita los beneficios del poder Regeneración.

- Los drones pueden enviar mensajes instantáneos a través de la cadena de mando de la "mente colmena". Esto no significa que puedan llamar la atención de un Incarna de la Tejedora (ni de que éste se llegue a preocupar de sus necesidades) pero por lo general pueden confiar en recibir algún tipo de ayuda o refuerzos en caso de necesidad (en forma de espíritus araña de las cercanías o algún otro sirviente de la Tejedora). Esto no requiere de sistema alguno, es una capacidad innata a voluntad como lo es hablar, cuyo efecto exacto queda a discreción del Narrador. La desventaja de esta "mente-colmena" es que cualquier espíritu de la Tejedora de mayor rango que el dron puede, en un momento dado, tomar el control de las acciones de éste como si se tratase de un autómata. El dron recuerda todo lo que hace durante este periodo de tiempo, pero no puede resistir de ninguna forma esta suplantación.

- Tras la Clarificación, las habilidades y conocimientos de un dron quedan igualmente fijados, incapacitándole para aprender capacidades nuevas. Se supone que el dron ya sabe todo lo que necesita para desempeñar su labor en el momento de su transformación. Si a futuro resulta verdaderamente necesario adquirir nuevas habilidades, el dron deberá pasar por un nuevo proceso similar a la Clarificación para "reprogramar" el banco de datos de su memoria y obtener esos nuevos rasgos. ¿Alguien dijo "Ya sé Kung-Fu"?

- A diferencia de lo que algunos afirman de los fomori, que podrían llegar a ser purificados o "exorcizados" expulsando al espíritu corrupto de su interior y destruyéndolo, no existe vuelta atrás para un dron. Una vez más, no se trata de una posesión sino de una fusión completa entre un ente espiritual y un ser vivo.

Por lo demás, un dron puede obtener tras la Clarificación cualquier poder de la lista de poderes fomori que se ajusten a las necesidades de su labor como siervo de la Abuela Araña. Obviamente, serán versiones más limpias, estéticas y/o con apariencia tecnológica que las de sus contrapartidas del Wyrm. Pero, además, pueden elegir poderes específicos para drones, los cuales se listan a continuación:

Acariciar la Memoria - Para evitar que sus drones puedan evitar alterar el status quo de la realidad, la Tejedora puede imbuir a algunos de ellos la capacidad de alterar la memoria de un testigo para que no pueda recordar nada fuera de lo ordinario.
Sistema: Este poder, a efectos de juego, causa que el dron provoque el Delirio en el observador, pero sólo con el propósito de que éste olvide por completo lo que ha presenciado.

Cibersentidos - Permite al usuario reemplazar sus propios sentidos por los de una máquina: radar, visión infrarroja, o similar.
Sistema: Como el Don de los Moradores de Cristal, salvo que el dron gasta Fuerza de Voluntad en lugar de Gnosis.

Conexión con Ordenadores - El dron se vuelve capaz de controlar los ordenadores con sólo tocarlos. El ordenador debe estar encendido en ese momento, y no puede hacer nada que no esté configurado para hacer; un baqueteado ZX Spectrum no puede ejecutar hojas de cálculo de Excel, y un ordenador sin módem no puede conectarse a la red.
Sistema: El dron puede abrir cualquier fichero y conseguir cualquier contraseña con una simple tirada de Inteligencia + Informática; tareas sencillas como escribir un e-mail o ejecutar un antivirus son automáticas. Cualquier máquina controlada por un ordenador puede ser manejada de esta forma, aunque el dron debe estar en contacto con la pieza de hardware que contiene el ordenador de control si éste se encuentra separado de la máquina.

Habla Silenciosa - El dron es capaz de comunicarse sin emitir sonidos, hablando directamente a la mente de otros individuos. Este poder trasciende cualquier barrera idiomática, aunque el dron no podrá comunicarse de esta manera con criaturas que no sean capaces de hablar, a menos que use algún otro poder para hacerlo (como el Don Lenguaje de las Bestias).
Sistema: Los efectos de este poder son automáticos, aunque el dron deberá superar una tirada enfrentada de Fuerza de Voluntad para hablar a una persona que no quiera escucharle. Este poder no permite al dron leer los pensamientos de otra persona; la comunicación es de doble sentido sólo si el receptor está tratando activamente de hacer que sus pensamientos se oigan. Cada persona involucrada en una conversación de Habla Silenciosa oye al dron en la lengua más familiar para el que escucha.

Estática Espiritual - Este poder funciona de forma muy parecida al Encantamiento espiritual del mismo nombre. El dron puede incrementar temporalmente la Celosía local, limitando los poderes de los enemigos de la Tejedora.
Sistema: El dron gasta un punto de Fuerza de Voluntad para incrementar el nivel de la Celosía en uno; los efectos permanecen durante una escena. El incremento de la Celosía no afecta necesariamente a los poderes otorgados por la Tejedora (como la variante dron del poder Pasaje Umbral).

Invulnerabilidad - El cuerpo del dron ha sido reforzado de forma sobrenatural sin ningún efecto externo aparente.
Sistema: El dron obtiene de uno a cinco dados adicionales de absorción y puede absorber daño letal y agravado sin penalización. No se puede poseer este poder y Pellejo Blindado.

Luchar Pacíficamente - El dron es capaz de luchar empleando su máxima fuerza sin dañar de forma permanente a sus oponentes. Los agentes de la Tejedora no emplean este poder por compasión, sino para evitar alteraciones importantes.
Sistema: Este poder puede ser activado o desactivado a voluntad. El dron lucha con normalidad, pero cualquier nivel de salud que inflija a la víctima sólo permanecerá hasta el final de la escena. El objetivo sanará completamente cuando la escena termine. Si el dron consigue con un sólo golpe un número de niveles de salud iguales a la Resistencia del oponente, el objetivo caerá inconsciente y no despertará hasta el final de la escena, a menos que sea despertado por un aliado.

Magnetoquinesis - El dron puede generar y controlar pequeños y localizados campos magnéticos, lo que le permite mover o manipular objetos férricos o dañar equipamiento electrónico.
Sistema: El dron puede mover objetos férricos con una Fuerza igual a su Fuerza de Voluntad y una Destreza igual a la Astucia del dron, hasta una distancia de 20 metros. También puede generar pulsos electromagnéticos, destruyendo ordenadores o sistemas electrónicos que no estuviesen protegidos contra ello.

Máquina del Estancamiento - El dron con este poder es simple y llanamente un heraldo del Orden, y consigue atraerlo hasta su entorno cercano. A su alrededor los ejes se realinean, los objetos se afirman en su lugar correcto y las cosas que parecen fuera de sincronía se armonizan con su entorno. Con este poder, una habitación que acaba de ser registrada de arriba a abajo por un grupo de sicarios quedaría perfectamente ordenada en cuestión de segundos.
Sistema: No requiere tirada alguna, sólo activarlo a voluntad. Los objetos rotos sencillos (un jarrón, un vaso...) se recompondrán, mientras que aquellos más complejos (un televisor, un ordenador, un smartphone) sólo aparentarán estar reparados, pero no funcionarán.

Señor de la Tierra - El dron desarrolla una increíble sintonía con su territorio, y es consciente en todo momento de cualquier suceso que ocurra dentro de sus límites. Este poder solo es común en drones con un propósito específico de vigilancia.
Sistema: El dron puede sentir de manera automática cualquier cosa dentro de su territorio. Esto no implica un sentido innato del peligro; debe hacer tiradas de Percepción + Alerta para percibir amenazas o intrusos furtivos. El dron puede sintonizar con un territorio del tamaño aproximado de entre un edificio grande hasta un par de kilómetros cuadrados, dependiendo de su área asignada de alcance. No obstante, si abandona su territorio por cualquier razón, este poder deja de funcionar y no puede ser reactivado hasta que pase 24 horas meditando (o absorto escuchando la Canción Única) dentro de los límites de su territorio para volver a estar en sintonía con él.

Toque Estático - Con un simple toque, el dron puede arrebatar a sus oponentes la capacidad de cambiar de forma. Este poder es una manifestación de sus lazos con orden y la uniformidad.
Sistema: El dron debe tocar a su objetivo; realiza una tirada de Fuerza de Voluntad opuesta a la Gnosis del objetivo (en el caso de criaturas cambiaformas sin Gnosis como vampiros, se reemplaza por su Fuerza de Voluntad -3). Cada éxito por encima de los obtenido por el objetivo elimina la capacidad de cambiar de forma del blanco durante dos turnos.

Tejer la Materia - El dron es capaz de moldear la materia en nuevas formas y funciones. Este poder se emplea habitualmente para reparar estructuras dañadas o para reparar imperfecciones.
Sistema: Este poder funciona como el Don Homínido Remodelar Objeto, salvo que el dron emplea Fuerza de Voluntad en lugar de Gnosis.

Voz de la Razón - La voz del dron se transforma en una extraña y seductora cadencia monótona, que adormece a los oyentes induciéndolos hasta un estado de calma hipnótica.
Sistema: Aquellos que escuchen al dron deben realizar una tirada de Fuerza de Voluntad (la dificultad es su Manipulación + Expresión del dron), o si no quedarán adormecidos y reducidos a un estado de tranquila aquiescencia. El estado hipnótico se rompe instantáneamente si el blanco sufre algún daño, pero de otra forma el sujeto resulta bastante vulnerable a la sugestión. Este poder puede ser usado para calmar a un blanco en frenesí; el dron debe superar una tirada de Manipulación + Expresión contra la Fuerza de Voluntad del blanco.

Hasta aquí llega lo básico para introducir drones de la Tejedora en vuestras historias de Hombre Lobo, espero que os resulte útil. A continuación os dejo un link donde podréis descargar una ficha de pnj personalizada para ellos, igual que la que ya hice para los fomori.


PD: He actualizado también la ficha para fomori que colgué en mayo en base a modificaciones que he ido viendo necesarias al emplearlas en partida. Esta versión espero que sea ya la definitiva :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario