24 de febrero de 2017

Cómo reflejar la degeneración en Hombre Lobo (II) Corrupción

Hace ya un mes que os dejé de mala manera con un cliffhanger para la segunda parte de éste tema. No ha sido por generar expectación artificial, de verdad que tardo realmente esto en terminar una entrada ^^U

Entonces, ya hemos visto que el Harano no sirve para mostrar la degeneración del personaje. Es momento, pues, de hablar de lo que si sirve, y para ello debemos preguntarnos qué es lo que un hombre lobo teme en lo más profundo de su corazón. No es la muerte en la batalla, eso desde luego. El miedo a fracasar en su misión, claro, parece la respuesta más correcta, ¿no? Fallarle a Gaia, fallarle a su raza, fallarle a su propósito vital.

Pero realmente hay una cosa peor que fallar. Mucho peor. Los Garou se enfrentan a esa verdad cada día de su existencia, y saben que no es una mera hipótesis o un mito, sino que es algo que pueden tocar con sus dientes y garras, que pueden hacerlo sangrar, un letal recordatorio, vivo y coleante, de que existe un destino peor que la muerte o el fracaso: la traición.

La pieza más imponente del enemigo sobre el tablero del Apocalipsis no son los numerosos fomori, Pentex o las insidiosas sanguijuelas. Son otros hombres lobo: los Danzantes de la Espiral Negra, quienes traicionaron y dieron la espalda a Gaia tras ser corrompidos por el Wyrm. El negro destino de la tribu caída acecha en lo más recóndito del corazón de cada Garou, quienes son dolorosamente conscientes de la forma en que la corrupción podría enloquecerlos - o iluminarlos, desde el punto de vista Danzante - y volverlos contra sus propios hermanos. O quizá a cualquiera de sus compañeros de manada. O incluso a uno de los Ancianos del Clan. La influencia del Gran Corruptor no es siempre fácil de detectar, y a lo largo de la historia han sido muchos los clanes y túmulos que han sufrido un duro golpe, cuando no la completa aniquilación, por obra de uno de los suyos que ha entregado su voluntad y su cordura al Wyrm.


Esa Corrupción es un rasgo opcional  que puede cuantificarse. Pero ¿dónde aparece el Rasgo de Corrupción en Hombre Lobo? Tenemos que hacer arqueología rolera para localizarlo en dos suplementos: Proscritos y la Guía del Jugador de tercera edición. El planteamiento en ambos es similar, y sin embargo distinto, ya que en el primero es para utilizarlo de forma opcional jugando con Ronin - aquellos Garou expulsados por sus iguales como castigo - y en el segundo como un rasgo obligatorio para jugar con Abominaciones: hombres lobo que han sido transformados en vampiros. Dado que lo que nos interesa en ésta ocasión es reflejar una potencial degeneración de nuestros personajes Garou (vivos), os transcribo a continuación las reglas de Corrupción tal y como aparecen en Proscritos:

Corrupción

La Corrupción refleja el equilibrio del Ronin entre su conexión con Gaia y su mancha del Wyrm. Privados de participar en los ritos de los Garou, los Ronin se arriesgan a quedar mancillados de forma irreparable.

La Corrupción se mide en una escala de 1 a 10. Añade diez puntos en blanco a la hoja del personaje, y llena uno por cada nivel de Corrupción.

El Wyrm es insidioso, y hará todo lo que pueda para apartar todavía más al Ronin del Camino. La jerarquía que figura en la tabla representa los actos que irán hundiendo más y más al Garou en la esclavitud del Wyrm. Cuando un Garou comete alguno de los actos listados, compara su jerarquía con su valor de Corrupción. Si su Corrupción actual es menor, debe tirar un dado. Si el resultado es superior a la puntuación, no sufre penalizaciones, pero si es menor o igual gana un punto de Corrupción.

Un Garou con Corrupción 10 está perdido al Wyrm y debe ser eliminado del juego. Antes de llegar a este extremo, es posible la redención (probablemente dolorosa, aunque aún al alcance del Garou). Eliminar la Corrupción es muy difícil: un Rito de Purificación limpiará un punto, pero sólo si es celebrado en el plazo de una luna tras haber ganado el punto. El ritual debe ser celebrado por un Garou no mancillado (sin puntos de Corrupción), y al menos deben participar otros tres Garou, gastando un punto de Gnosis cada uno.

Ciertos actos altruistas realizados por un Garou corrupto también pueden borrar un punto. Lanzarse en medio de una batalla contra fuerzas abrumadoras para salvar a otro Garou o a un espíritu de Gaia podría, a discreción del Narrador, eliminar un punto de Corrupción. Igualmente, arriesgarse a sufrir una mayor corrupción para salvar un túmulo, como por ejemplo purificar él solo una Cloaca o una Plaga, podría darle al Garou algún respiro en su caída.

Los actos de Fe Verdadera también pueden purificar al Garou, pero sus efectos concretos quedan por completo en manos del Narrador. Los seres con Fe Verdadera son raros, y los milagros requeridos para purificar a un Garou lo son todavía más. Pueden exigir al fiel que arriesgue su propia alma (corriendo el peligro de mancillarse también) para salvar al Garou.

El único medio seguro de eliminar la corrupción por completo es bañarse en el Lago de Plata de Érebo. Esto eliminará un punto de Corrupción por cada año pasado en las ardientes aguas. Si el Garou tiene Corrupción 10 al entrar en el agua, morirá, pero su alma quedará limpia.


Corrupción - Ofensa mínima para una tirada de Corrupción

1 - Violar accidentalmente una ley de la Letanía; vivir en una ciudad.

2 - Violar a propósito una ley de la Letanía; rechazar un desafío justo; canibalismo (comer carne de humanos o lobos); falta de armonía espiritual (no recuperar un punto de Gnosis en el plazo de un mes después de haberla gastado).

3 - Negarse a reconocer la derrota en un desafío (pérdida de instinto); enseñar Dones o Ritos a esbirros del Wyrm (incluyendo vampiros y Ronin-ikthya}; robar Gnosis a un espíritu ajeno al Wyrm y no aliado de los Garou.

4 - No intentar reparar tu expulsión del clan; matar injustamente a otro Garou; traicionar a un Garou a los esbirros del Wyrm; robar Gnosis a un espíritu aliado de los Garou.

5 - Trabajar para Pentex (excepto Saboteadores); comprometerse o traficar con espíritus con mala intención; robar Gnosis a Perdiciones.

6 - Destruir un lugar natural (causar daño a Gaia); hacer que una Plaga crezca o se haga más poderosa.

7 - Aliarse con esbirros del Wyrm (incluyendo vampiros y Ronin-ikhtya); someterse al Ritual del Sagrado Renacer (Danzante de la Piel). El Don Sentir al Wyrm detectará a cualquier Garou con Corrupción igual o superior a 7.

8 - Canibalismo (comer la carne de otro Garou): despellejar a un Garou (Danzante de la Piel); sadismo y perversión (virtudes de los Danzantes de la Espiral Negra).

9 - Traicionar la ubicación de un túmulo; guerrear contra cualquiera de las tribus.

10 - Destruir un túmulo.


Como podéis ver, el rasgo Corrupción que nos propone Proscritos tiene una mecánica idéntica a la Humanidad de Vampiro. Refleja, sin embargo, un elemento distinto que no tiene que ver con la moralidad del personaje (al menos no desde el punto de vista de la moralidad humana) sino con su grado de adhesión a la ley y defensa de Gaia y la influencia del Wyrm sobre su ser. Aún así, puede que algunos jugadores reconozcan por fin en este Rasgo aquello que han estado echando en falta para introducir el "horror personal" en Hombre Lobo.

No obstante, a mi no me convence tal y como se ha reflejado. Precisamente por eso, porque no es Humanidad, ni tiene el mismo significado ni el mismo objetivo que la Humanidad, y por ello no debería funcionar igual. La Corrupción no depende únicamente de las acciones y decisiones de un personaje. De ser así no serían tantos los Garou que hubieran caído en la servidumbre al Wyrm, porque de forma consciente cualquiera evitará activar en contra de los intereses de Gaia. Requeriría de los jugadores un esfuerzo de interpretación realista y sincera (más, en mi opinión, que para Humanidad), y del Narrador propiciar periódicamente situaciones en las que los jugadores se vean abocados a actuar de forma contraria a sus instintos, o a pactar con el Diablo, para que exista una posibilidad real de que la sombra de la Corrupción penda cual espada de Damocles sobre la manada. De lo contrario corremos el riesgo de caer en el síndrome del Jedi en Star Wars: nadie va a hacer nada que le haga ganar puntos del Lado Oscuro, aun cuando podría ser lógico que actuase de esa forma.

Además, una carencia muy importante del sistema propuesto es que ignora una forma más común y real de verse expuesto a la corrupción del Wyrm: la ambiental. El contacto directo con lugares contaminados, sustancias nocivas, elementales del Wyrm, piras de corrupción, reinos umbrales hostiles... los Aulladores Blancos se corrompieron por el efecto enajenador de "caminar" por la Espiral, no porque abandonasen a Gaia voluntariamente o fueran malvados (tan sólo orgullosos sin medida e inconscientes). Y aún muchos Dones Danzantes y Encantamientos de sus aliadas Perdiciones también dejarían en los Garou un residuo nocivo, una oscura mancha que podría crecer oculta y sin control hasta devorarlos desde el interior.

Me gustaría desarrollar un sistema alternativo para la Corrupción que tuviera esto en cuenta. También creo que podría ser interesante valorar la opción de que fuese algo de lo cual llevase el control el Narrador y no los jugadores en su propia ficha, para añadir algo de paranoia y miedo sano a las consecuencias. Cargamos al interior de la Plaga, vale, pero... ¿saldremos tal y como entramos? ¿Nos afectará de formas que no podremos anticipar, ni comprobar después? De ahí el valor de los Ritos de Purificación después de la batalla. Y no termino de ver apropiado un valor entre 0 y 10, es una horquilla demasiado amplia. No sé, igual para cuando comience a dirigir la campaña de este año preparo un esbozo para testear.

Pero bueno, a pesar de sus defectos, el Rasgo de Corrupción de Proscritos puede servirnos para introducir la degeneración en Hombre Lobo. Eso si, animaría a cualquier Narrador que quiera implantarlo en su crónica a "parchearlo" a su gusto para tratar de mejorar su función y uso en juego.

Gica out.

No hay comentarios:

Publicar un comentario